lunes, 11 de febrero de 2013

Arroz con bogavante



INGREDIENTES:
-1 cebolla picada en dados
- 1 vaso de arroz redondo
- 150 gramos de gambas pequeñas
- 1 litro de caldo de pescado caliente
- 1 bogavante
- hebras de azafrán
- 1 tomate picado en dados


- perejil
- sal
- aceite de oliva
- 1 ajo picado
- colorante amarillo
- 2 ñoras (son pimientos deshidratados, buscar en sección especias de los supermercados)


PREPARACIÓN:

En un bol ponemos a rehidratar las ñoras para sacar la carne de su interior.
Cortamos el bogavante por la mitad desde la cabeza hasta la cola y machacamos un poco las pinzas para facilitar la apertura a la hora de comerlas.
En la cazuela donde haremos el arroz, echamos un chorro de aceite y cuando esté caliente echamos el bogavante para que suelte su jugo. Una vez que el bogavante ha cambiado de color (se pone de color rojo) lo sacamos a un plato y reservamos. Añadimos la cebolla y el ajo en la cazuela, echando sal para facilitar el pochado de la cebolla. Cuando ya esté pochada, agregamos el tomate y dejamos que se haga. Mientras pelamos las gambas y ponemos las cascaras y las cabezas en una cazuela con agua y sal para realizar un fumet con ellas. Transcurridos unos 2 minutos, batimos las cascaras de gamba y colamos la mezcla.

Cuando esté el tomate, agregamos el arroz hasta que el grano se vuelva transparente y las gambas. Mientras tanto cogemos las ñoras, las abrimos, le quitamos las pepitas y raspamos con un cuchillo la carne de las mismas y la agregamos en la cazuela. A continuación agregamos el caldo de pescado, el fumet al arroz, el colorante alimenticio y el perejil. Una vez que el arroz esté casi hecho añadiremos el bogavante para que se acabe de hacer. Si vemos que nos quedamos escasos de caldo agregaremos un poco de agua para que no se quede muy seco el arroz, siempre dejarlo un poco caldoso.


Este plato debe de consumirse sin demora una vez dada por terminada su cocción ya que, comos hemos dicho, es un arroz caldoso y aunque hayamos apagado el fuego, al arroz sigue absorbiendo agua, llegando a un punto que el grano se abriría y el caldo se absorbería, echándose a perder así, un exquisito plato.


La mezcla de ingredientes de esta receta, da al plato un sabor único y muy sabroso; no penséis que se parece a una paella de marisco, probad ambas recetas y me contaréis la diferencia.

Tentadictos os vais a chupar los dedos con esta delicia!!! que os aproveche!!


Receta realizada por: Vanesa Álvarez